jueves, abril 20, 2006

Cosa rara


Ultimamente me siento medio extraño, a veces me sucede que a las mañanas, habiendo pasado un rato de haberme despertado, me cuesta acomodar mis ideas y pensamientos, como que lo que tengo en mente no se traduce fácilmente en palabras, es muy raro.
No es que siempre haya sido muy locuaz, pero al menos podía hablar sin pensar mucho antes las cosas que digo...
Todo esto me ocurre despues de mi operación, por que en todo este tiempo en que estuve ausente, he tenido una operación, minima, pero la primera de mi vida.
Ahora soy una persona sin vesícula...
Nunca, gracias a Dios, tuve que usar un yeso, la única cicatriz que tenía en mi cuerpo es de un corte en la muñeca, nunca había estado internado, ni nada de eso.
Asi es que hay primeras veces para todas las cosas, pero por suerte, hay invictos que se mantienen intactos.
Volviendo al tema anterior, veré que pasa más adelante, de última, habrá un lugarcito para mi en el Borda.

3 comentarios:

mi otro yo dijo...

las operaciones te dejan asi colgado/a. no se te llevan a pensarte desde otro lugar y a veces ni a pensary querer decir.
Te mando un beso grande

Ambar dijo...

te mando un beso enorme, ya vas a ver que todo pasa, todo siempre tiene que cambiar para bien, mas para gente como vos, tan del lado del sentimiento.
Estoy muy contenta de tenerte de vuelta por el mundo blogger.
Te quiero mucho!!!!!!!un beso che y arribaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!

cassandralange dijo...

Me alegra que ya hayas vuelto, y bien... Espero que no traiga complicaciones... Muchas cosas pueden costar después de un episodio fuerte como una operación... Se nos replantean muchas cosas... Pero nos hacen más fuertes, mejores, distintos, la esencia nuestra no se pierde.
Espero que sigas bien y escribiendo, que te va a ayudar.
Saludos!